domingo, 17 de julio de 2011

Confesiones de una adicta

Esta no es una entrada repostera; al menos, no en el sentido más estricto. Es más bien la confesión de una confesión. Anoche no tuve más remedio que contárselo a mi amiga Raquel. Hacía semanas que me rondaba por la cabeza la posibilidad de que fuera verdad, pero no podía creerlo; no podía creerlo, hasta que me oí a mi misma decirlo en voz alta: Soy adicta... ¡A LA REPOSTERÍA! Por Dior, ¿¿¿cómo es posible??? Siempre me ha encantado la cocina, sobretodo la repostería (y ella lo sabe bien), pero es que ésto es muy fuerte, me he dado cuenta de que ¡TENGO MONO DE HORNEAR! Sí, sí, tal cual lo digo; hace unos cuantos días que, por falta de tiempo, no he podido hacer cositas nuevas en mi mini-cocinita de mi mini-pisito, y creo que me va a dar un ataque muy pronto, aviso. ¿Cómo algo te puede enganchar tanto y tan rápidamente? Porque no es sólo el hecho de crear maravillas dulces, es todo lo que lo rodea: los blogs de las amigas reposteras y no reposteras, sus entradas nuevas, la fraternidad de las personas con las que te encuentras por el camino, el buen talante de TODAS ellas sin excepción, las nuevas recetas que hay que probar sí o sí, las de siempre que nunca fallan, los inventos, la generosidad de compartir los pocos (como en mi caso) o muchos conocimientos "reposteriles" que tengas... Ah, por supuesto! Y la emoción de abrir mi recién inaugurado blog y descubrir que tres personitas estupendas lo siguen, ¡y no me conocen de nada! Como ya le dije a Tremendita en su comentario (que fue el primero que recibí aquí), ahora entiendo al 100% cuánto llenan los mensajes que la gente te deja. Te llenan tanto que son el impulso para seguir dedicando horas a este mundo nuevo para mi que son los blogs. ¡Yo con un blog, jajaja! Hace tres meses te hubiera dicho que éso era imposible (si me apuras, hace un mes también...), pero ahora forma parte de mi vida. Gracias a tod@s los que, de una forma u otra, hacéis realidad mi ilusión de compartir. MUCHAS GRACIAS.
P.S.: dicen que en la vida hay tres cosas imprescindibles que hay que hacer antes de dejar este mundo: plantar un árbol (yo he plantado montones), tener un hijo (no desisto en el empeño) y escribir un libro; con las parrafadas que os suelto, a lo mejor me convalidan el blog como si fuera una novela... ¿Alguien sabe a quién debería consultarlo?
¡¡¡Feliz y muy dulce domingo a todo@s!!!

2 comentarios:

Ilusiones Color Pastel dijo...

Plas plas plas (aplausos y en pie!!) Reciés encontrada amiga...me siento igual que tú!!!! Y aquí me quedo como seguidora, que bien, no soy la única enferma de la repostería! jajajaja, un besazo!

www.ilusionescolorpastel.blogspot.com

CONCHI dijo...

Qué fuerte, Estefanía! Vengo de tu blog, de leer la entrada del premio Pink Lady; ¡enhorabuena! Desde luego creo de corazón que te lo mereces, tienes un blog estupendo, entretenido y muy ameno. ¡Me alegro de que te sientas identificada con lo que digo, porque así yo tampoco me siento tan marciana, jeje! Gracias por tu comentario, besos!!!

Publicar un comentario