jueves, 22 de septiembre de 2011

¡Alto, que mi catador cumple años!

No he tenido más remedio que hacer una paradita, quería disfrutar del cumpleaños de mi catador (¡no voy a decir cuántos para no ofender a nadie, jeje!), pero ya he vuelto. Antes de seguir con las entradas de tartas, quería enseñaros un regalito que le hice para desayunar. Desde que hace unos días vi las galletas que Lucía (www.baballa.com/2011/09/porque-no-se-que-regalar-regalo.html) le había pedido a Mr. Wonderful (muymolon.com/?s=galletas) para regalarle a su marido en el 8º aniversario, me rondaba una idea por la cabeza para el cumpleaños de Jose. Quería compartir la idea con vosotr@s por si alguien la necesita, es realmente fácil y muy resultona.
La noche antes no se iba a dormir, así que me levanté antes que él por la mañana y le preparé un desayuno muy especial: sus cupcakes favoritos. ¡Pero de lo más personalizados, que no va a ser él menos que nadie! Magdalenas de fresa, rellenas de mermelada de fresa y buttercream de mermelada de fresa. Sí, ya sé, pensaréis que son monotemáticas y que deben tener un sabor empalagoso. Pues nada más lejos de la realidad, son deliciosas y tienen un sabor justo a fresa y un dulzor muy equilibrado. ¡Y os lo puede confirmar la bandeja que hay en la nevera con 2 de los 9 cupcakes que le hice! Se lo llevé a la cama así:


Lo hice todo de prisa y corriendo (se nota en la letra de los letreros y en la m . . .  de foto), porque ya se estaba levantando y quería que fuera una sorpresa, así que estoy segura de que podría haberlo mejorado muchísimo, pero su cara al ver lo que llevaba en la bandeja no creo que hubiera sido mejor.  En cada tarjetita escribí un motivo por el que lo quiero, y la celeste es la que decía "Feliz cumpleaños"; confetti sobre el mantel individual, su café favorito y . . . ¡a zampar! Es que no quedaron ni las migas, oiga, ¡y éso que yo no los probé!
Bueno, familia, sigo editando tartas para publicarlas, ¡a disfrutar de la vida!

P.S.: la idea de servir el desayuno en la cama es de lo más romántica . . . ¡pero nada práctica! Y menos cuando tienes dos gatas que se vuelven locas por el olor del café . . . Tuvimos que salir a desayunar al comedor, como de costumbre.

9 comentarios:

Inmaculada Rodríguez Romero dijo...

Aich pero que bonito y romantico, nena, a mi lo del desayuno romantico acabo en desastre porque a la bandeja del Ikea se le doblo la pata y ya te pues imaginar el desastre... jejeje

Inmaculada Rodríguez Romero dijo...

Para Jose:

¡¡¡¡¡ FELIZ CUMPLEAÑOS GUAPETON !!!!!

Conchi dijo...

Muchas gracias de parte de Jose, guapa. ¡Ya veo que es igual de incómodo para todos lo del desayuno en la cama, jeje! Un besote grande, preciosa!!!

Alma dijo...

Es una idea estupenda!!!.. yo es que soy un desastre y lo de desayunar en la cama.. deja.. deja.. Mejor no te cuento dónde acabo el café y el zumo la última vez que lo hice...

Un besote!

Ilusiones Color Pastel dijo...

Que romántica!!! Y que buena pinta tienen estos cupcakes!!! Me apunto la idea para tener un detallito con mi chico, muchas felicidades al cumpleañero!!

lacasitadeazucar dijo...

¡qué cosa tan bonita y romántica! Ainssssssssssss me estoy poniendo tontorrona...

Inma- The chocolate pocket dijo...

Qué detallazo! No me extraña que ni quedaran las migas! Estos mimitos son el mejor regalo.
Besitos.

Miss Cupcake dijo...

Viva el románticismo!!!
Me parece un gesto muy bonito y cruzo los dedos para que me hagan lo mismo ;)

Conchi dijo...

Jajaja, pero qué "tiennas" nos ponemos todas!!! Me alegro de que os gustara la idea, ya sabéis, cuesta poquísimo ponerla en práctica. Besitos, chicas!

Publicar un comentario